Investigadores logran captar en vivo evolución de un cáncer desde la primera célula


El registro puede dar interesantes luces a la hora de combatir el melanoma.

Un registro importante que podría ayudar en la detección del melanoma dieron a conocer investigadores del Hospital Infantil de Boston, en Estados Unidos. Los expertos lograron visualizar los orígenes de un cáncer desde la primera célula infectada hasta su propagación en un animal vivo.

Los resultados fueron difundidos en la revista Science (vía AFP), en un avance que daría más luces en torno a qué tratamientos tempranos se pueden llevar a cabo para combatir esta enfermedad.

Charles Kaufman, investigador del Laboratorio Zon del Hospital, explicó que “el gran misterio es el hecho de por qué las células en el organismo tienen ya mutaciones observadas en el cáncer, pero no se comportan como tal. Descubrimos que el cáncer se desencadena tras la activación de un agente carcinógeno o la pérdida de un gen supresor de tumores, lo que puede ocurrir cuando una sola célula vuelve al estado de célula madre”.

Los expertos consignaron a raíz de los análisis realizados en un pez cebra que en este proceso intervienen varios genes, a los cuales se podría dirigir un tratamiento para prevenir la propagación de un cáncer. Para ello, se desarrollarían seguimientos más precisos con respecto a lunares sospechosos para ver si las células se comportan como células de la cresta neural, indicando que el programa de células madre se ha encendido. Así, se crearían medicamentos más potentes para evitar que un lunar se convierta en canceroso.

La elección de estos peces se tomó gracias a que sus embriones son transparentes, por lo que se puede rastrear el nacimiento de un melanoma. Cabe decir que todas estas especies estudiadas fueron manipuladas genéticamente, para que así pudiesen portar una mutación cancerígena humana (denominada BRAFV600E) que se halla en gran parte de los lunares. Además, estos carecían del gen supresor de tumores categorizada como p53.

Los expertos diseñaron estos peces para que las células individuales se iluminaran de color verde en el caso de que un gen llamado Crestin se encendiera. Esto indicaba que se activó un programa genético característico de las células madre. Dicho programa se apaga tras el desarrollo embrionario, aunque de vez en cuando Crestin y otros genes vuelven a encenderse en ciertas células, aunque aún no se conocen las razones de este fenómeno.

“Vimos los puntos fluorescentes verdes en algunos de estos peces, y todos a los que seguimos luego se convirtieron en un 100% en casos de tumores cancerosos”, expresó Leonard Zon, director del laboratorio de investigación de células madre en el Hospital de Niños de Boston.

A raíz de esto, los expertos consignaron que estas células cancerígenas son parecidas a las que en las células madre conforman los melanocitos que pigmentan la piel.

“Se estima que solo una de decenas o cientos de millones de células en un lunar se convierten finalmente en melanoma”, expresó Kaufman, añadiendo que el fenómeno observado en los peces a la hora de la formación de melanoma es similar tanto en peces como en humanos.

temocotorrock
https://www.fayerwayer.com

About cuauhtemock

Everything is permitted… I like metal music, video games and hanging out with my friends.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: