Viaje mental en el tiempo sería una cualidad exclusiva de humanos


Es casi como esa película de The Butterfly Effect, pero sin alterar las líneas de tiempo.

Cuando se habla de viaje en el tiempo la concepción más común es la que conocemos de obras como Volver al Futuro. Sin embargo, existe la versión más convencional del viaje mental, en donde somos capaces de revisitar y reconstruir los recuerdos de experiencias pasadas en el justo orden en el que acontecieron, para aumentarlos, deformarlos y hasta cambiarlos.

Un grupo de investigadores ha concluido en su más reciente estudio que este don de la memoria le pertenecería únicamente a la raza humana.

Según un reporte de Tech Times, un equipo de científicos de la Ruhr-Universität Bochum (RUB) en Alemania y la Universidad de Queensland (UQ) en Australia, habría encontrado un vínculo entre la memoria episódica y la capacidad humana para crear escenarios mentales, este último sería el punto clave y distintivo de nuestra raza para lograr el viaje mental en el tiempo.

Para llegar a esta conclusión, el equipo dirigido por los profesores Sen Cheng y Markus Werning, ha desarrollado un nuevo modelo teórico, que demuestra cómo los humanos serían la única especie capaz de viajar por el tiempo mentalmente, a partir de dos factores: los recuerdos de experiencias pasadas y su capacidad para componer escenarios mentales, integrados por eventos ya vividos y/o la expectativa de una posible experiencia en ellos.

(C) Universal Pictures

De acuerdo con esta teoría, programada para publicarse a detalle en el próximo número del Neuroscience & Biobehavioral Reviews, cada escenario mental es creado al vincular eventos del pasado con otra información y experiencias, permitiendo reconstruir un planteamiento que permitiría al individuo revivir una experiencia o enfocarse en detalles (e incluso variaciones) de lo que fue el recuerdo original.

Para comprobarlo se recurrió a un análisis comparativo de la actividad metabólica del cerebro de diversos sujetos de estudio, al imaginar un mismo evento en distintos momentos de tiempo, mediante la creación de escenarios mentales, constatando que al pensar en el pasado y en el futuro se activaban distintas áreas de la corteza parietal izquierda, el cerebelo, el tálamo y la corteza frontal izquierda, en comparación con cuando se pensaba en el presente.

Existen otras especies que presentan la misma capacidad de memoria episódica, pero el humano sería el único capaz de reconstruir, comparar, adaptar y modificar varios escenarios mentales pasados o futuros, de modo que este elemento se concluye como limitado exclusivamente a humanos.

El estudio también descubrió que al momento de pensar en un pasado imaginado, uno real y un futuro proyectado la actividad del cerebro es relativamente similar en realidad, y los cambios no son tan contrastantes.

De modo que todo es casi como esa película de The Butterfly Effect, pero sin alterar las líneas de tiempo.

temocotorrock
https://www.fayerwayer.com

About cuauhtemock

Everything is permitted… I like metal music, video games and hanging out with my friends.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: