Estudio demuestra que adaptación evolutiva puede condenar a una especie


Estos peces desarrollaron una mandíbula fuerte y pequeña que ha puesto en riesgo su superviviencia.

La concepción general, popularizada a partir de los planteamientos de Charles Darwin y El Origen de las Especies, es que toda adaptación evolutiva acontecida en cualquier animal representa el aseguramiento de su supervivencia, sin embargo un grupo de científicos acaba de comprobar que estos cambios en realidad pueden representar un peligro serio y potencialmente fatal a largo plazo.

El pequeño equipo de investigadores, procedentes de Suiza y Estados Unidos, acaba de publicar su más reciente investigación en la revista Science, donde relatan la progresión de su estudio, realizado en el Lago Victoria de África, donde analizaron un grupo de peces cíclidos, de la especie pharyngognathy, distinguida por contar con una mandíbula fuerte, capaz de triturar crustáceos y otras especies similares para convertirlos en su alimento.

Dicha mandíbula fue producto de la evolución, que dotó a estos peces con una extraordinaria fuerza a cambio de una boca más pequeña de lo común, lo que redujo progresivamente su menú a únicamente especies acuíferas de tamaño reducido.

Este re-enfoque alimenticio en los pharyngognathy habría sido un factor determinante para alterar el ecosistema natural del lago, al cambiar el balance de su población, con casi todas las variaciones pequeñas disminuidas al ser devoradas por los peces estudiados, manteniendo un delicado equilibrio que vino a ser roto por intervención humana.

Según lo que marca la investigación, hacia 1950 se introdujo una nueva especie en el lago: la perca del Nilo, un pez de una familia distinta que terminó siendo el último factor detonante para una drástica reducción en la población de estos peces cíclidos.

La Perca del Nilo tiene los mismos gustos alimenticios, cuenta con una boca el doble de grande y su proceso de digestión es mucho más rápido. Dichos elementos colocaron en desventaja evolutiva a los pharyngognathy, quienes actualmente están muriendo de hambre, literalmente, ya que las percas han acaparado todo el alimento que les pertenecía a un ritmo más voraz.

Este suceso ha permitido concluir a los investigadores, bajo la dirección del Dr. Geerat Vermeij, que la adaptación evolutiva en la mandíbula de los peces cíclidos condujo a una menor diversificación en su ecosistema cerrado, lo que ha derivado en su potencial extinción al competir con las percas.

temocotorrock
https://www.fayerwayer.com

About cuauhtemock

Everything is permitted… I like metal music, video games and hanging out with my friends.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: